SOCIAL MEDIA TODAY: DIEZ TENDENCIAS Y RECOMENDACIONES PARA MARCAS Y EMPRESAS

viernes 21 junio, 2019

Una de las principales ventajas de trabajar en una agencia como Weber Shandwick es que, a menudo, podemos experimentar con distintos formatos y con lo último en innovación de la mano de nuestros clientes (y los sectores a los que se dedican).

Esta amplitud y dimensión resulta particularmente útil en el ámbito de las redes sociales, donde todo cambia tan deprisa. Nuestros expertos digitales de toda la región tienen años de experiencia en la puesta en marcha de campañas de redes para nuestros clientes. Por ello, en ocasiones organizamos reuniones conjuntas para descubrir lo que ellos consideran las principales tendencias que definen el trabajo de nuestros clientes.

El año pasado, gracias a la adquisición de la agencia creativa That Lot de Londres, sumamos incluso más experiencia y más talento a nuestro equipo de digital y de social media.

Basándonos en las últimas tendencias que hemos identificado, hemos escogido las diez áreas en las que, en nuestra opinión, debería centrarse cualquiera que trabajase con redes sociales durante el próximo año:

  1. Céntrate en las noticias locales

El cambio del algoritmo de Facebook que tuvo lugar en enero dio lugar a un gran descenso del tráfico para los generadores de noticias y contenidos. Esto supuso un cambio en la forma que tiene la red de trabajar con ellos. Por ejemplo, se encuestó a los usuarios sobre los generadores de los que «más se fiaban» para así priorizar dicho contenido en la navegación. Otro de los grandes cambios es el que hace que Facebook dé preferencia a los contenidos locales, algo de lo que quizás ya te hayas dado cuenta al navegar por Facebook tú mismo. Por lo tanto, darle a las historias una perspectiva cercana podría ser una buena forma de sacarle el máximo partido a la amplificación en esta red social.

  1. Huye de los influencers con seguidores falsos

El año pasado se conocieron, dentro del mundo de los influencers, casos de seguidores falsos y de supuestas colaboraciones con marcas que nunca se habían dado. Las autoridades y los organismos reguladores ya lo han tomado en cuenta y, por ello, exigen más transparencia en las colaboraciones con marcas. Según nuestras estimaciones, esta seguirá siendo una tendencia importante durante 2019.

  1. Vertical, vertical y más vertical

El 95 % de los usuarios de Facebook accede a la plataforma a través del móvil, lo que supone que la inmensa mayoría lo hace desde una pantalla vertical. Parece evidente, por lo tanto, que se debe sacar el máximo partido al preciado bien que es la totalidad de la pantalla, pero, aunque cueste creerlo, muchas marcas todavía publican contenidos de imagen o vídeo que no ha sido creado para este formato. Las investigaciones nos demuestran que considerar esto no solo redunda en una mejor experiencia de usuario, sino que también mejora su interacción con el contenido.

  1. Juega con los stories

Muy relacionadas con esta tendencia hacia el contenido vertical, llegan las stories. Las stories de Facebook e Instagram han sido el gran descubrimiento de los últimos años. Instagram tiene a día de hoy quinientos millones de usuarios activos diariamente en este formato. Sin olvidar que el estado de WhatsApp es el producto de stories con mayor número de usuarios del mundo. Son tan exitosas que Facebook ya espera que superen en popularidad a su tradicional muro: «Creemos que las stories pronto superarán a las publicaciones del muro como la forma más habitual de compartir contenido en las redes sociales», afirmó Mark Zuckerberg en enero de 2018.

  1. Considera los datos en tu toma de decisiones

Una de las consecuencias positivas de trabajar en un mundo tan digitalizado es que los datos son ahora, gracias a las redes sociales, más accesibles que nunca. Lo más probable es que a día de hoy ya los utilices para evaluar tus campañas y quizás, cada vez más, para optimizar el contenido cuando se ha publicado. Sin embargo, existe una tendencia creciente hacia el uso de los datos para tomar decisiones estratégicas de marketing, así como para otros ámbitos del negocio, desde el desarrollo de producto hasta la estrategia de contratación.

  1. Diseña un chatbot que aporte valor

Los chatbots han sido la gran promesa de los últimos años, pero en muchos sentidos todavía no han sabido estar a la altura. Como con todas las tecnologías emergentes, a menudo existe un periodo en el que todos nos enfrentamos a ellas, desconcertados, y nos preguntamos cuál será la mejor forma de mejorar con ellas la experiencia de usuario. Pero estamos convencidos de que los chatbots madurarán durante la segunda mitad de 2019 y que se deberá, en gran medida, a esta voluntad de aportar valor. Las marcas que ya les sacan un mayor partido son aquellas que han encontrado para ellos una utilidad real y que ofrecen a sus audiencias soluciones a problemas del día a día.

  1. Diseña una estrategia de mensajería

Uno de los motivos por los que es probable que los chatbots crezcan en popularidad es el crecimiento de las aplicaciones de mensajería. Tanto WhatsApp como Facebook Messenger han alcanzado ya los mil millones de usuarios, mientras que los mensajes directos de Instagram no se quedan atrás. La mensajería ha sido siempre un terreno complicado para las marcas y sus departamentos de marketing por la dificultad de su capitalización, pero las plataformas cada vez ofertan más posibilidades y hacen más sencillo su uso. WhatsApp ha lanzado una aplicación de negocio, pensada en principio para apoyar a las pymes que quieran desarrollar una comunicación directa con sus clientes a través de la plataforma. Se lanzará también una versión para empresas de mayor tamaño durante 2019. Facebook ha anunciado también este año que planea integrar la maquinaria que se esconde tras WhatsApp, Messenger y los mensajes directos de Instagram para permitir a los usuarios escribirse entre plataformas.

  1. Sumerge a tu CEO en las redes sociales

Los cargos de dirección han sido reacios a estar presentes en las redes sociales, pero durante los últimos años, los CEO han descubierto que las redes sociales pueden servir para mejorar la reputación de marca y pueden ser un buen medio de comunicación tanto en buenos como en malos momentos. Al tiempo que un número creciente de marcas comprende el beneficio de posicionarse en cuestiones sociales (ver el punto diez), a menudo trabajamos con los clientes para demostrar que crear perfiles sociales para sus altos cargos no solo es recomendable, sino que puede ser decisivo, sobre todo en lo concerniente a la reputación.

  1. Prueba la venta en redes

Desde hace años, se ha aplaudido el potencial del e-commerce en redes sociales para los mercados occidentales, sobre todo porque el modelo ya ha estado bien establecido durante algún tiempo en China. Aun así, las demostraciones tangibles de dicho potencial han sido escasas y aisladas. Todo ello comienza a cambiar ahora, ya que las plataformas están cambiando el comportamiento de los consumidores y la experiencia de usuario simplificada está haciendo de las compras en redes sociales algo más sencillo. En este ámbito, Instagram lleva la delantera. Las etiquetas o enlaces en los stories, que permiten una compra directa, suponen para los consumidores una forma irresistible de dar rienda suelta a todos sus caprichos; y todo ello, en una plataforma donde es sencillo que te llegue la inspiración. Además, la adopción generalizada de tecnologías como Apple o Android Pay ha acabado con la necesidad de introducir los largos datos de la tarjeta de crédito. El desarrollo de nuevas características de compra en redes sociales –por ejemplo, el uso de realidad aumentada con la cámara de Snapchat para que puedas «probar antes de comprar»— sugiere que pronto habrá nuevas posibilidades. Ha llegado el momento de que nos tomemos todo esto en serio.

  1. Entrégate a un objetivo, pero sé siempre consciente de la reputación

El año 2018 también ha sido el año en el que muchas marcas han trabajado en campañas orientadas a un propósito para destacar entre la multitud. A menudo, las redes sociales han sido el altavoz que apoyaba o amplificaba estas campañas. En algunos casos, en cambio, se les ha visto fracasar. Ser controvertido no tiene por qué ser una mala estrategia, pero hay que ir con los ojos bien abiertos para comprender los riesgos y la posible reacción de los usuarios. El escenario donde se librará esta batalla será, casi siempre, el de las redes sociales.

Danny Whatmough, director de medios integrados en Weber Shandwick. Si quieres saber más sobre nuestros servicios de digital y de redes sociales en Reino Unido o en Europa, Oriente Próximo y África (EMEA), puedes contactar con Francisco Porras en fporras@webershandwick.com